Juan Ortiz

Por

Juan Ortiz

Publicado

octubre 23, 2019

Etiquetas

El pasado 16 de octubre celebramos una interesante mesa redonda titulada “De Espinete a Fortnite, ¿preparados para comunicar a la generación Z?”. La vinculación de tan rosado y achuchable puercoespín con los recientes mercenarios digitales de gatillo fácil simbolizaba de manera simpática el importante contraste generacional que existe entre los consumidores de diferentes edades que coinciden en el mismo mercado.


Y para reflexionar sobre este hecho tuvimos la suerte de contar con nuestros invitados Daniel Salas, periodista de El Español y fundador de la web El Androide Libre, José Luis Arranz, Director de Comunicación de HP en España, Carolina Pérez Rioja, Directora de Comunicación Corporativa de Deliveroo, y el señor Z (Carlos Marín), relevante Influencer y Youtuber. Todos ellos junto a nuestro anfitrión Jorge López, SVP Iberia and EMEA Client Engagement.

Los intereses y los hábitos de la generación Z, formada por aquellos nacidos a partir de 1995, son realmente diferentes a los de las generaciones anteriores, incluidos los recientes millennials de la generación Y. Por ejemplo, aunque los millennials se estrenaron con el uso de la multipantalla con tres dispositivos utilizados a la vez, la generación Z está utilizando de media al menos cinco pantallas de forma simultánea. Según opinión del Youtuber e Influencer Señor Z, el aporte principal de las redes sociales, a diferencia de los medios convencionales, es la posibilidad de establecer una relación y un diálogo directos entre el generador del contenido y su audiencia. Una sinergia que provoca que algunas campañas de influencers ajusten sus contenidos al canal y a sus followers.

Generación Z: Valores, Contenidos y Formatos

Las empresas están insertando contenidos comerciales en plataformas propias de la generación Z. El caso de referencia más habitual es un concierto emitido en directo dentro del videojuego Fortnite, con canciones descargables directamente durante las sesiones de partida. Aunque sin duda YouTube parece ser el medio referencia para las nuevas generaciones. El usuario que más ingresos consigue a través de YouTube es un niño de siete años llamado Ryan que gana anualmente 22 millones dólares. ¿Cuál es su secreto para conseguir 25.700 millones de reproducciones y más de 17,3 millones de suscriptores? Abrir juguetes nuevos con muchísima ilusión. Y hacemos hincapié en el factor emocional, porque canales de unboxings hay muchos, pero está claro que el canal de Ryan ToysReview no tiene igual.

Carolina Pérez Rioja, Directora de Comunicación Corporativa de Deliveroo, sabe bien que la generación Z está “contagiando” sus hábitos de consumo y su uso de contenidos a otras generaciones de consumidores, en especial a los padres que toman buena nota de sus peticiones. La generación Z es, por tanto, prescriptora del comercio futuro y se necesita adaptar los mensajes a sus intereses y motivaciones.

“La generación Z exige una respuesta rápida para sus reclamaciones, que muchas veces realizan en canales públicos como Twitter”, explica Carolina Pérez de Deliveroo. Además están realmente comprometidos con el medioambiente y preocupados con la situación de inestabilidad mundial actual. José Luis Arranz, Director de HP, compartió el ejemplo real de un nuevo portátil de última generación de su compañía; Más eficaz, más ligero, más potente. Pero para darlo a conocer el responsable tenía claro que faceta iba destacar más, sobre todo pensando en la generación Z: el plástico utilizado en sus componentes proviene de botellas recogidas del fondo marino. Ese producto no sólo ayudará a su comprador, ayudará a conseguir un planeta mejor y más sostenible.

¿Deben los medios de comunicación adaptar sus contenidos a estos nuevos soportes digitales para acceder más y mejor al lector final?

En opinión del periodista Daniel Salas, no tiene que asumirse como una regla de obligatoriedad. Aunque si bien es cierto algunos medios relevantes han intentado realizar una conversión directa de los contenidos a otros canales más novedosos, como noticias transmitidas a través de las stories de Instagram, en muchas ocasiones no es suficiente. La naturalidad y el entusiasmo sincero que transmiten YouTube o Instagram requieren un origen nativo y digital desde el principio de la creación del contenido. Algo que el fundador de El Androide Libre recuerda bien: aquellas ganas de contar con ilusión un tema que al público realmente le interesaba y que hizo de aquella web todo un éxito digital de audiencia.

Prensa, empresas, influencers y agencias de Marketing coinciden en afirmar que en un mundo tan cambiante y digitalizado todavía están por venir nuevos canales de comunicación que aún ni imaginamos, pero mientras tanto la adaptación y la evolución será imprescindible para comprender, cuanto antes, las necesidades del comprador del mañana.

Contacte con nosotros