Marketing Spain

Por

Marketing Spain

Publicado

marzo 26, 2016

Etiquetas

marketing

La humanización del marketing es una de las mayores tendencias de los últimos años. Te mostramos cinco maneras de ser más humano en el marketing de tu trabajo.


Con tanto enfoque puesto en la medición de resultados, es posible olvidarse de que la comunicación es una profesión humana. Durante el evento The Big Picture del pasado año 2016, James Smee, director de marketing digital de LEWIS para EMEA, y Simon Billington, director creativo de Purestone, dialogaron sobre la humanización del marketing. Más allá del mero usuario, este proceso se centra en la persona tras la pantalla en todos los niveles, desde qué medios consume, hasta sus más profundas necesidades y deseos.

La humanización del marketing es una de las mayores tendencias de los últimos años. Aquí tienes cinco maneras de ser más humano en la comunicación y marketing de tu trabajo:

 

1 . Cuenta una historia

James and Simon hablaron sobre cómo destacar las historias en todos los aspectos del ámbito digital. Los humanos somos seres sociales y estamos acostumbrados a escuchar historias: el argot empresarial con acrónimos y palabras complejas siempre será un segundo lenguaje. Incorporar el story-telling al trabajo puede mejorar la comunicación. Por ejemplo, los mejores casos de éxito son historias: emotivas, pero guiadas por la lógica empresarial.

 

2. Entiéndete a ti mismo y a los demás

La psicología, el estudio de la mente y el comportamiento, es importante para los marketeros. Comprender el funcionamiento de la mente y la motivación de las personas nos permite comunicar de forma más efectiva. La teoría de Freud del psicoanálisis afirma que todos estamos dirigidos por el ello, el yo y el superyó, cuyas distintas fuerzas completan nuestra mente.

James y Simon hablaron sobre cómo destacar las historias en todos los aspectos del ámbito digital. Los humanos somos seres sociales y estamos acostumbrados a escuchar historias: el argot empresarial con acrónimos y palabras complejas siempre será un segundo lenguaje. Incorporar el story-telling al trabajo puede mejorar la comunicación. Por ejemplo, los mejores casos de éxito son historias: emotivas, pero guiadas por la lógica empresarial.

– El ello: instintos básicos

El ello es el conductor más básico e instintivo, para alimentarse, para beber y para el sexo. Tinder, con su gratificación instantánea en la navegación y la promesa de múltiples citas, conforma el ello.

– El yo: alardear

Facebook puede verse como la materialización del yo. El yo defensivo e idealista se encuentra entre el yo y el superyó, equilibrando los instintos primitivos con los ideales del superyo.

– Superyó: unirte a tu red profesional en LinkedIn

El superyó es la expresión de las normas culturales impuestas por nuestros padres y por la sociedad. Tu versión en LinkedIn es una persona muy distinta que tu versión en Tinder, por lo que es mejor mantener ambas cuentas separadas. Este conocimiento puede emplearse en las tácticas y técnicas de marketing, ya que entender cómo las diferentes partes de las personas dominan en distintas situaciones puede ayudarnos a construir nuestro mensaje.

 

3. Ten cuidado con la “Tinderización” de la sociedad

La app para ligar permite a los usuarios decidir según las fotografías de las citas potenciales, sustituyendo lo que para otras generaciones sería un baile. Esta Tinderización, la constante nutrición del ello, se está extendiendo a otros sectores, desde los supermercados a las escuelas. Lo que está afectando a nuestra forma de pensar como seres humanos y a cómo pensamos sobre los demás. Es fácil olvidar que hay una persona real al otro lado de Tinder. Basarse en el yo para recordarnos el ello de ese hecho esencial aporta más comprensión a a nuestras interacciones online.

 

4. Entender la web es hacerse más humano

No hemos alcanzado la singularidad, pero los sitios web cada vez son más inteligentes. Facebook, Amazon y Google “aprenden” tus preferencias y así clasifican tu experiencia. Al ser más accesible esta tecnología, podemos esperar ver contenido más depurado, haciendo nuestra experiencia en la web más humana.

 

5. Humanización de marketing

James y Simon dieron las claves para volverte más humano en el trabajo.

  • ¿Llamas a la gente que entra en tu sitio web “usuarios”? Esta costumbre hace que te alejes de su humanidad, intenta llamarles como lo que son – “humanos”.
  • Lo visual nunca ha sido tan importante, por lo que debe ser siempre una parte clave de tu estrategia.
  • Crea una lista basada en la experiencia, tomando nota de lo que tu sitio web o proyecto debe contener según los usuarios.
  • Sorprende y deleita – haz algo que tu usuario no se espere y consigue que piensen de ti de forma diferente.

  ​¡Prueba estos consejos en tu trabajo y quizá te des cuenta de que te has hecho un poco más humano también!

Contacte con nosotros