Marketing Spain

Por

Marketing Spain

Publicado

junio 27, 2013

Etiquetas

social media

Te mostramos las similitudes que existen entre un plan de social media y un maratón.


Un maratón es la prueba de resistencia atlética por excelencia. 42 quilómetros que trasladan el cuerpo humano al límite. Hay que planificar el entrenamiento con varios meses de antelación, ser constante en la realización y tener una buena estrategia durante la carrera. Solo esto nos permitirá llegar a la meta, que es nuestro objetivo. Actualmente, las calles se llenan de corredores noveles que se enfrentan a su primer maratón. Muchos de ellos lo hacen con poco entrenamiento, sin estrategia de carrera y muy poca experiencia.

En Social Media estamos viviendo una situación similar. ¿Cuánta gente no está en alguna red social hoy en día? Muchos de ellos se lanzan a gestionar páginas de Facebook, cuentas de Twitter o Instagram de comercios, tiendas y organizaciones. Parece que sea fácil colgar cuatro fotos o responder algún comentario. Vamos, nada que no hagamos con nuestras cuentas personales.

En Social Media, como en el maratón, hay que crear una estrategia y realizar una planificación acorde con el anunciante (recorrido), sus objetivos (tiempo), su target (edad y características físicas), etc. No vamos a correr igual un maratón si es el primero que si llevamos varios a nuestras espaldas.

 Screen shot 2013-06-26 at 13.28.00

Fase 1: Planificación y Estrategia

La planificación y la estrategia son dos elementos esenciales para que cumplamos con nuestros objetivos. Éstos deben adaptarse a las muchas variables que hay que tener controladas. Debemos estudiar el medio, eltarget, los objetivos, entre otras muchas cosas. No es lo mismo correr por asfalto que hacerlo por montaña, ¿verdad? Como tampoco es lo mismo la presencia que debe tener un cliente u otro en las redes sociales.


Fase 2: Kick Off

El Kick Off es cuando todo empieza. Después de meses planificando y construyendo la estrategia, nuestro plan está listo para lanzarse al online. La situación es muy similar a la del día antes del maratón, donde ya hemos realizado toda la planificación y la estrategia. Tenemos todo el material preparado para el gran día, conocemos el recorrido y lo hemos estudiado detalladamente para no llevarnos ningún sobresalto. Las dudas y los nervios son las principales sensaciones que nos transmite nuestro cuerpo antes de la salida.


Fase 3: Inicio

Salimos escopeteados y las sensaciones son las que mandan. Nuestro entorno parece ir más rápido que nosotros y los nervios están presentes. Sólo la confianza en nosotros hará que sigamos el plan establecido. Las pulsaciones están por encima de lo normal pero ya lo teníamos previsto.


Fase 4: En marcha

Nuestro plan sigue su camino. Seguimos corriendo el quilómetro al tiempo que establecimos en casa. Llevamos un ritmo que nos permite disfrutar y vamos sumando metros. En Social Media, empezaríamos a ganar followers, a recibir likes y cada vez obtendríamos más engagement entre nuestros seguidores. Estamos felices porque la planificación es la adecuada y eso se traduce en resultados y buenas sensaciones. Estamos disfrutando y parece que todo funciona.

Empiezan a aparecer los temidos trols. Nos intentan boicotear nuestros post y poner pegas a todo. Conseguimos solventarlo con serenidad. Todo sigue según el plan. ¿Qué maratoniano nunca ha tenido un dolor muscular o una llaga durante una prueba?


Fase 5: El muro

Cualquier persona que participa en un maratón sabe que en el quilómetro 30 se enfrentará al temido muro. Allí es donde se debe llegar con fuerzas, bien hidratado y alimentado para superar los últimos 12 quilómetros hasta la meta. Es donde nuestro plan de Social Media empieza a perder velocidad. Recibimos menos likes, los followers son menos activos y empezamos a perder engagement. Con una buena estrategia es como debemos reinventarnos. Ofrecer contenido nuevo y fresco para no perder elengagement de nuestro seguidores. No saber gestionar esta parte nos lleva al fracaso.


Fase 6: La meta

Ya podemos ver nuestro objetivo. Después de meses de entrenamiento, de planificación, de haber ejecutado nuestra estrategia, de haber sufrido y disfrutado durante el recorrido, llegamos a la meta. La satisfacción del trabajo bien hecho nos llena y el cansancio se queda a un lado. Al poco rato de acabar ya estamos pensando en nuevos retos y en los fallos cometidos para mejorar.

En los maratones, como en Social Media, la planificación y la correcta ejecución de la estrategia nos llevarán a cumplir nuestros objetivos.

Contacte con nosotros