Por

Marketing Spain

Publicado

febrero 14, 2019

Etiquetas

No es una novedad que el Día de San Valentín sea uno de los días favoritos por las marcas para sacar todo su amor y originalidad a relucir aprovechando el día de los enamorados. En este post te contamos una curiosa campaña de Marketing de Guerrilla desarrollada en San Valentín.


En este caso analizamos la campaña de Marketing de Guerrilla llevada a cabo por la floristería Flower Council Holland desarrollada en la ciudad del amor. La campaña se centró en solucionar los problemas que pueden existir cuando surge el amor a primera vista, ofreciendo ayuda en forma de flores a todos esos flechazos de cupido. La campaña de Marketing de Guerrilla consiguió que la ciudad de París estuviese más que lista para prevenir las emergencias del amor.

Para llevar a cabo esta campaña de Marketing de Guerrilla, Flower Council of Holland instaló 1.500 pequeñas cajas rojas que se inspiraron en las cajas de emergencia, pero que contenían rosas rojas individuales.

«En caso de amor a primera vista, rompa el cristal«, se rotulaba en las cajas. Una idea bonita y no tan peligrosa como parece, el «vidrio» de la caja era en realidad celofán.

A lo largo del Sena, bajo la Torre Eiffel y ocupando un lugar de privilegio en los Campos Elíseos, las cajas fueron colocadas en lugares estratégicos, permitiendo a los enamorados a primera vista, proponer una bebida, una cita o incluso un matrimonio simplemente rompiendo el cristal y ofreciendo la rosa roja que se encontraba en su interior.

 

 

Esta misma acción se replicó también con éxito en Amsterdam. Se colocaron las mismas cajas en los trenes que partían desde la Estación Central de Amsterdam para que los pasajeros pudieran también hacer uso de este romántico servicio de emergencia.

Se trata de una acción de Marketing de Guerrilla con un coste relativamente bajo, lleno de originalidad, amor y que además causó un gran impacto.

 

Contacte con nosotros