Por

Inés Mendivil

Publicado

abril 1, 2019

Etiquetas

Las redes sociales se han convertido en el mayor big data de la historia y ahora se trata de reducirlo a smart data para poder ayudar así a nuestros clientes. La idea es conectar el dato con la creatividad, hay que sacar partido de la inteligencia de datos.


Hace aproximadamente un mes asistí a una charla muy interesante. Se trataba de un desayuno organizado por MarketingDirecto.com junto con Epsilon Technologies. Allí hicimos un repaso de las necesidades del marketing y de la posibilidad de potenciar las acciones con herramientas tecnológicas.

Aquí es donde nos muestran la herramienta Icarus de Epsilon, que podría considerarse algo así como el Nielsen de las redes sociales. Con ella se han procesado una infinidad de interacciones que nos lleva a detectar cuáles son aquellos contenidos que conectan más con los consumidores. La intuición es importantísima dentro del mercado publicitario y del marketing, pero hoy en día podemos realmente “saber”, tener conocimiento y apoyarnos en los datos. De esta forma, reducimos el paid e incrementamos los resultados orgánicos. Los datos son capaces de mostrarnos lo que realmente funciona. Ejemplos son el humor, que se demuestra que funciona muy bien, así como los retos y los vídeos tutoriales.

 

¿Cuáles son las principales tendencias en redes sociales ahora mismo?

Instagram es la red social que más ha crecido en los últimos tiempos. Es la número uno en este momento. La tendencia nos muestra que los menores de 40 años han migrado de Facebook a Instagram, por lo que ahora Facebook se posiciona como una red interesante para targets de mayor edad. Mientras a Facebook se accede una vez al día, a Instagram se entra una media de 15 veces. Instagram tiene un gran poder para generar deseo de consumo. Un ejemplo es la capacidad de poder contactar con el consumidor en tiempo real, esto hace que se tenga en cuenta el momento de la publicación y se vea claramente su influencia. Así, se puede promover un contenido de alimentación a la hora de comer o una marca de bebida un viernes por la noche.

También se han estudiado qué tipo de contenidos inspiran más al usuario y se ha podido ver que lo que más motiva son las novedades de producto. En segundo y tercer lugar, los sorteos y los deportes respectivamente y, a continuación, los momentos de consumo y el factor aspiracional. Un último contenido inspirador son los tips y tutoriales, que se ha demostrado que triunfan enormemente en las redes.

Además, algo que está funcionando muy bien en los últimos tiempos es el user generated content o contenido generado por los usuarios; sin embargo, es una modalidad de contenido aún por explotar, no se han hecho grandes campañas con ello. Por ejemplo, ha ocurrido que se han creado hastags para su uso en una determinada campaña en Instagram y luego han triunfado enormemente, la gente los adopta y los emplea de forma libre en su actividad cotidiana. En general, el uso de hastags funciona muy bien, por eso conviene que estén estudiados, por ejemplo, y aunque parezca obvio, es importante que el hastag incluya el nombre de la marca y también es interesante que exista un hastag genérico para la marca y, adicionalmente, se creen otros hastags para campañas concretas.

Instagram Stories es todo un éxito y en España e Italia se consume un 150% más que en el resto del mundo, lo que es un dato interesantísimo a tener en cuenta. Es un buen formato para compartir, por ejemplo, el contenido generado por usuarios, reforzando así la imagen de love brand.

Facebook es la red social que cuenta con mayor cobertura y mayor número de usuarios. Aunque ha perdido fuerza, sigue manteniéndose y ocupa el puesto número dos. A nivel de target senior sus posibilidades son muy grandes. Por ello, aunque parece que está desapareciendo, no es cierto, simplemente hay que tener en cuenta que es ya para otra generación. Es muy importante plantear estrategias diferentes para cada red social y reciclar contenidos no es una buena opción. No siempre es imprescindible ser creativos para triunfar con un contenido, muchas veces lo más apropiado es ser realista y una producción sencilla es suficiente.

YouTube es la plataforma estrella para contenidos de vídeo. Es perfecta para compartir videotutoriales y otros contenidos de valor. Es realmente importante tenerlo en cuenta como canal a la hora de desarrollar nuestra estrategia, cosa que a veces no se considera y es muy útil a la hora de conectar con la Generación Z (15-18 años). Por último, el streaming, que suele ser el gran olvidado.

Twitter ocupa el cuarto lugar. Para esta red social es imprescindible prestablecer el tono que se va a emplear conforme con la marca y mantenerlo. Una de sus grandes posibilidades es usarla como “2nd screen” de la TV y otra la capacidad de poder involucrarse en los trending topics.

A partir de aquí, otras tendencias en redes sociales serían los sorteos y los contenidos que aportan valor (tutoriales, recetas, consejos….), el marketing en tiempo real, el empleo de influencers y microinfluencers, los chatbots y la automatización de procesos, los e-games y e-sports, el cobranding, los contenidos emocionales, como por ejemplo las fechas conmemorativas y las RSC así como el paso del Social Media al Private Media (mensajería instantanea y los grupos de chats)

Contacte con nosotros