Marketing Spain

Por

Marketing LEWIS

Publicado

abril 13, 2018

Etiquetas

campaña de la semana, Marketing Digital, redes sociales, social media

Fanta llevó a cabo en Vietnam una campaña social media basada en selfies con el objetivo de aumentar sus ventas entre los adolescentes. De este modo,Fanta encontró así la oportunidad perfecta para introducir nuevos diseños creativos en sus envases y convertirlos en un accesorio imprescindible para los selfies.


Fanta llevó a cabo en Vietnam una campaña social media con el objetivo de aumentar sus ventas entre los adolescentes.

Comenzaron preguntándose ¿Cuál es el contenido que más engagement generara en dispositivos móviles?  La respuesta fue sencilla: los selfies. Así que aprovecharon para lanzar una campaña destinada a las redes sociales y basada en selfies. Fanta encontró así la oportunidad perfecta para introducir nuevos diseños creativos en sus envases y convertirlos en un accesorio imprescindible para los selfies.

La primera fase de la campaña social media consistió en dar a conocer la idea de la campaña a sus consumidores, enseñándoles los nuevos diseños de sus latas y envases con los que podrían sacarse sus selfies. Para ello, utilizaron una estrategia de social ads en las principales redes sociales utilizadas por su público objetivo como Facebook e Instagram. Y por otro lado, esta acción fue complementada por una estrategia de influencers que presentasen también los nuevos diseños de los productos de Fanta e invitando a los adolescentes a compartir su selfie más original en sus redes sociales.

En la segunda fase de la campaña se lanzó la llamada «Selfie Battle», una acción en redes sociales donde se buscaba retar a los consumidores de Fanta a sacar su mejor foto y enfrentarse a otros usuarios para conseguir el premio al mejor selfie a través de 3 rondas, simulando un combate de boxeo. Este reto daba la oportunidad a los adolescentes de ser concursantes y jueces durante todas las batallas, dándole más puntos a los selfies que más les gustaban. Además, esta fase de la campaña se complementó con una estrategia de contenido en Facebook e Instagram con publicaciones originales como cómics, memes o gifs, para alargar la visibilidad de la campaña en redes sociales.

Los resultados de la campaña fueron más que satisfactorios para la marca. La campaña logró un alto impacto, alcanzando los 3,5 millones de personas. Los contenidos publicados durante toda la campaña obtuvieron más de 5.1 millones de visualizaciones. En cuanto al reto de la «Selfie Battle» se consiguió atraer a más de 41.000 participantes. Y por último, las ventas de Fanta incrementaron un 20% en comparación con los tres meses anteriores, además de aumentar la visibilidad de la marca a través de las principales redes sociales.

Contacte con nosotros